• tendenciadigital

Mouse Gaming: los aliados de juego

A la hora de luchar con los enemigo virtuales, los mouses son claves para lograr los objetivos de juego.



Mouse Meetion M975

En el mundo gaming, los usuarios que prefieren jugar en la PC son un importante público. La industria no es ajena a esta realidad, cada vez son más las marcas que ofrecen gran variedad de periféricos y adecuados a todas las necesidades.

Son cinco sus características más relevantes, la forma, su peso, el cable, DPi y los botones.

A continuación te las detallamos:

1. Forma: la ergonomía de los mouses cumplen un rol fundamental, cada usuario tiene su manera de operarlos. Existen tres tipos básicos de hacerlo:

  • Palm grip o agarre con la palma. Permite reposar mejor la mano sobre la superficie del ratón. Los dedos del usuario quedan “más libres” al hacer contacto. De esta forma, los movimientos suelen ser más holgados y rápidos. Se desaconseja este mouse para los amantes de los shooters.

  • Fingertip grip o agarre con los dedos. En este tipo de periférico la mano está completamente levantada del mouse. Así se consigue mucho más precisión a la hora de jugar. Pero por otro lado, la mano y los dedos pueden coger demasiada tensión con el paso del tiempo. Su uso no es recomendable para aquellos usuarios que estén mucho tiempo haciendo labores de ofimática. Aunque sí es una opción muy recomendable para los shooters en general.

  • Claw grip o agarre en garra. Este es el tipo de ratón que todo jugador debería comprar si quiere ser de lo más preciso. Aquí la mano está ligeramente levantada del ratón debido a la curvatura que tiene el mismo. De esta forma, se consigue que en los dedos recaigan todo el peso de las acciones. Por contraposición, este tipo de ratones necesitan de un esfuerzo extra de más para hacerse con su funcionamiento. Eso sí, ofrecen unas prestaciones realmente excelentes.

2. Peso: los jugadores valoran que su mouse no sea un elemento liviano y volátil, puesto que aquello va en contra de la necesaria precisión en los entornos de juego. Sin embargo, el gran peso no necesariamente se traduce en calidad.


3. Cable: ¿Mouse con o sin cable? Mucha gente puede pensar que por el mero hecho de no tener cable, el ratón será de mayor calidad. Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, los de cable suelen tener más ventajas que los inalámbricos. Y entre sus bondades, cabe destacar que nunca nos dejarán tirados en mitad de una partida online debido a que estos mouse no tienen batería o pilas.


4. DPI: Los puntos por pulgada de un mouse definen la sensibilidad del mismo. Este indicador será el que mida la cantidad de puntos individuales que se recorren al mover el ratón en una sola pulgada. Este medidor cuenta mucho a la hora de jugar a cualquier videojuego, donde un segundo más o menos puede equilibrar la balanza a nuestro favor. En este sentido, cuanto mayor sea el valor de los DPI, el mouse en cuestión tendrá una sensibilidad más alta. Si por el contrario, elegimos uno con una cifra menor, pues eso se traducirá en movimientos mucho más lentos. Aunque esto dependerá un poco también del sensor láser o la marca que elijamos.


5. Botones: Son especialmente útiles para juegos como los MMORPG y preferibles aquellos modelos que además permiten configurar estos botones, eludiendo activar ciertas funciones desde el teclado y, en tanto, acelerando el mecanismo. La cantidad de botones es uno de los signos que diferencia a un mouse tradicional de uno gamer.


Hay gran variedad de precios, modelos y colores. Para los profesionales y para quienes recién comienzan en este maravilloso mundo de los juegos . ¿Vos ya tenes tu Mouse Gaming?




Fuente: Undostec gaming-Tendencias MAG





9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo